Ariel Delía

Extracto del diálogo con Beatriz, su mujer:

En agosto de 2003 a Ariel le diagnosticaron cáncer de garganta y de paladar blando.
Luego de varias operaciones y tratamientos durante meses, ya no podía más sola con todo y decidimos buscar otro tipo de ayuda.
Nuestra doctora nos recomendó hablar con Cuindom. Al siguiente día fui a hablar con ellos y a través de la derivación de la doctora, en 24hs, sin burocracia, sin estar esperando autorización comenzamos con los cuidados domiciliarios.

Mi agradecimiento va a estar por siempre en mi corazón y así lo voy a sentir, y no solo que lo siento, lo digo, lo repito y lo recomiendo porque es lo mejor que uno puede aspirar que en ese momento en que uno siente que el piso se abre que uno se hunde, que nadie está a tu lado hay gente dispuesta a darte la mano para ponerte de pie de nuevo, asique es todo mi respeto, mi admiración por la tarea que realizan, el cariño y el milo gracias enorme por todo lo que para mí significó Cuindom. Yo no diría una empresa de cuidados domiciliarios, sino una empresa donde hay profesionales con un corazón inmenso y que dan amor en cada instante, sin medir tiempo horarios. no puedo decir otra cosa de que gracias a dios existen, de que gracias a dios existen personas así.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *